Foto: Ernesto Ryan

Montevideo, 27 de enero de 2021. Con el fin de generar más evidencia para la toma de decisiones frente a la emergencia causada por la COVID-19, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo técnico de La diaria datos y de docentes del Instituto de Estadística de la Universidad de la República (UdelaR), lanzaron hoy el tercer informe de la iniciativa Usina de Percepción Ciudadana, que recoge información sobre las percepciones de la ciudadanía relativas a diferentes temas vinculados a la pandemia.

Las consecuencias económicas y sociales de la pandemia son padecidas por la economía global y por los habitantes de todos y cada uno de los países del mundo, pero en especial por aquellos más vulnerables. Si bien el desempeño de Uruguay sigue siendo destacado positivamente en términos relativos, la situación general se ha visto desmejorada, algo que enciende alarmas de preocupación y activa nuevos mecanismos que buscarán controlar la situación.

En este marco, el PNUD pone esfuerzos en mejorar las condiciones para la toma de decisiones estratégicas en base a evidencia, a través de información que es recabada mediante encuestas de tipo panel. Estas encuestas se caracterizan por ser consultas periódicas al mismo conjunto de personas. El estudio pone foco en dimensiones sanitarias, sociales, económicas y otras menos exploradas al momento como expectativas respecto de la vacuna.

La gravedad de la situación sanitaria

En un lapso de dos meses, la cantidad de uruguayos que conocen personalmente por lo menos una persona que haya resultado COVID-positivo se duplicó. Estas mediciones fueron efectuadas antes de la ola de infecciones que tomó impulso alrededor del 20 de diciembre.

El porcentaje de población preocupada por contraer la enfermedad o que la contraigan familiares bajó de mayo a setiembre de un 80% a un 64%, pero volvió aumentar en los meses siguientes hasta ubicarse en un 79% en diciembre.

En diciembre, solo un 56% de la población encuestada consideraba recibir la vacuna contra el COVID-19 una vez que esta estuviera disponible en el país. Los mayores de 60 años fueron quienes mostraron mayor intención de vacunarse, seguidos por los jóvenes entre 18 y 29.

La situación económica de los más vulnerables

La proporción de personas que no podrían enfrentar una emergencia de 10.000 pesos parece haberse reducido lentamente desde mayo, aunque se sitúan en diciembre en un valor de 31%.

La proporción de personas que concurrieron a una olla popular en la última semana tuvo un pico en setiembre, pero disminuyó marcadamente desde entonces. Se evidencia que las mismas fueron dispositivos de suma relevancia durante los primeros meses de la pandemia, pero que vieron un declive con el transcurrir del tiempo.

En noviembre, las personas encuestadas identificaban la contribución específica de distintos tipos de organizaciones, no necesariamente relacionadas a la gestión de ollas populares.

Metodología

Las encuestas son realizadas a una muestra representativa de 400 casos de la población nacional mayor de 18 años. La composición del panel fue definida según sexo y estratos de edad, utilizando proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE). Las respuestas son recogidas mediante protocolos automatizados de pregunta/respuesta vía WhatsApp y monitoreadas mediante llamadas telefónicas.

Por más información: esteban.zunin@undp.org

Informes anteriores:

#1 Usina de Percepción Ciudadana: la población uruguaya frente al COVID-19

#2 Usina de Percepción Ciudadana: la población uruguaya frente al COVID-19

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global