Foto: Integrantes del panel junto al presidente y representantes de CEGRU y los representante de PNUD y ONUDI.

Representantes de cuatro de los partidos políticos con representación parlamentaria intercambiaron en un foro sobre los desafíos, posibles acuerdos interpartidarios y las perspectivas para el futuro gobierno sobre la gestión de residuos en Uruguay.

El foro "Hacia políticas de Estado ambientales: la gestión de los residuos en Uruguay" se llevó a cabo lunes 26 de agosto en la Bolsa de Comercio. Fue organizado por la Cámara de Empresas Gestoras de Residuos del Uruguay (CEGRU) con el apoyo del PNUD y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

Los expositores fueron Gerardo Amarilla (Partido Nacional), Eduardo Blasina (Partido Colorado), Andrés Carrasco (Partido Independiente) Verónica Piñeiro (Frente Amplio). 

Al inicio, la periodista Romina Andrioli, encargada de la moderación del foro, leyó un breve mensaje del representante residente del PNUD, Stefan Liller, y del representante de ONUDI para Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, Manuel Albaladejo, en el que manifestaron su adhesión a todo tipo de avances en este tema.

“Se trata de un problema global que se encuentra en el centro del paradigma de desarrollo sostenible, dado que impacta en el ambiente, la economía y la sociedad, y forma parte de los desafíos que presenta la Agenda 2030 y sus Objetivos del Desarrollo Sostenible”, señalaron.

En el mensaje Liller y Albaladejo remarcaron la necesidad de “buscar soluciones innovadoras que permitan mejorar las políticas públicas en el marco de una transición hacia una economía circular, que reduzca al mínimo la generación de residuos”. “Esta transición posibilitaría, no solo una mejora en la calidad ambiental, sino también contribuir con un nuevo modelo de sociedad que genere nuevas fuentes de empleo, disminuya el uso de los recursos, reduzca la producción de residuos y el consumo de energía”, añadieron.

Los representantes de los partidos políticos coincidieron que el tema ambiental —y en este caso la gestión de residuos— debe estar más presente en la agenda pública y que existen varios puntos en los que se pueden alcanzar acuerdos interpartidarios.

“El ambiente es un tema transversal en el que muchas veces existe más diferencias dentro de los propios partidos políticos que entre quienes trabajamos en estos tópicos más allá de los partidos”, señaló el diputado del Partido Nacional Gerardo Amarilla.

En esa línea, Andrés Carrasco, diputado del Partido Independiente y Verónica Piñeiro, asesora en temas ambientales del Frente Amplio, abogaron por lograr acuerdos políticos, a partir de los puntos en los que ya hay consenso interpartidario, para luego “trabajar en las sustancias para salvar las diferencias”. Carrascó remarcó, en ese sentido, la necesidad de involucrar a todos los actores competentes en este tema para lograr "soluciones que trasciendan lo teórico y se lleven a la práctica".

Por su parte, Eduardo Blasina, asesor en temas ambientales del Partido Colorado, se refirió lograr consensos en todos los ámbitos.  “Fácilmente, en el plazo de 10 años podemos ponernos de acuerdo en que cada empresa y hogar pueda contar con cuatro recipientes distintos donde colocar sus residuos, es de sentido común (…). Deberíamos lograr consensos en reducir todas las fuentes de fósforo que llegan al agua, eso incluye saneamiento, prácticas agrícolas e industriales (…).  Hay un montón de cosas prácticas en las que no tiene sentido separarnos por cuestiones partidarias”, indicó.

Los representantes de los partidos coincidieron también en que el Estado, en un marco de sustentabilidad y perspectiva intergeneracional, tiene un rol clave en el control, supervisión y sanción de aquellas entidades que incumplan con normativas que perjudiquen el ambiente.

Asimismo, destacaron la promoción de la economía circular para cambiar hábitos, incorporando la teoría de las tres R (Reducir, Reciclar y Reutilizar). También consideraron la  responsabilidad extendida productores en los sistema de financiamiento y la gestión para el tratamiento de residuos sólidos domiciliarios.

En el cierre, Luis Horta, presidente de CEGRU, repasó los principales puntos tratados en el foro. Añadió que la Ley de Residuos (que al momento cuenta con media sanción parlamentaria) “le hace muy bien” al sector, al que destacó por ser el que más aporta a los “empleos verdes”, a partir de la generación de trabajo a más de 12,000 personas. “Es necesario continuar avanzando en la generación de empleos estables, formales que dignifiquen a los empleados y sus familias”, añadió.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global