El Laboratorio de Aceleración del PNUD llevó a cabo dos experimentos, para validar la siguiente hipótesis: el uso de medios y mensajes más dirigidos a diferentes grupos de la población contribuye a concientizar y visualizar la responsabilidad individual y colectiva para controlar la propagación de la COVID-19.

En el entendido que una mayor concientización podría favorecer cambios comportamentales que ayuden a contener la propagación de la pandemia, el Laboratorio de Aceleración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Uruguay (PNUD) llevó a cabo dos experimentos, para validar la siguiente hipótesis: el uso de medios y mensajes más dirigidos a diferentes grupos de la población contribuye a concientizar y visualizar la responsabilidad individual y colectiva para controlar la propagación del coronavirus.

A través de la generación de varios mensajes diversos y relacionados, se lleva cabo una comparación entre sí con grupos de control, procurando identificar cuál de los mensajes es más efectivo, de forma de optimizar la toma de decisiones en política pública.

Por un lado, en un experimento (N=171 personas) se analizaron algunas de las campañas audiovisuales que cobraron popularidad a nivel global, enviando a diferentes grupos diferentes videos, uno de origen alemán (énfasis en “quédate en casa” y protagonismo positivo), y otro español (énfasis “no participes en fiestas”, impacto negativo de hacerlo). Las principales conclusiones que se obtuvieron fueron:

·         Independientemente de haber visto alguno de los videos, la población se encuentra considerablemente concientizada acerca de la contagiosidad del virus dado que 95% de las personas creen que se podrían contagiar de COVID-19. No obstante, 79% opinó que las medidas sanitarias de prevención son fáciles de cumplir y un 88% que sus acciones pueden influir en la salud de otras personas.

·         Entre quienes consideran que las medidas de prevención son difíciles de cumplir (21%), la percepción de haber estado expuesto a situaciones con riesgos de contagio aumenta.

El video español provocó mayores cambios en la percepción frente al COVID que el video alemán. Esto podría deberse a la atemporalidad del “quedate en casa”. 

Figura 1. Cambios en la percepción declarada frente al COVID -19 luego de haber visto el video. (Grupo Alemania N=121, Grupo España N=50)

Por otro lado, en el segundo experimento (N=200), se envió una carta a través del correo uruguayo denominada “yo del futuro”, entre el 30 y 31 de diciembre junto con un tapaboca a 200 personas en hogares de Montevideo tomados al azar. Luego, se realizaron llamadas entre el 5 y 6 de enero de 2021, a cada uno de los hogares con el fin de plantearles una serie de preguntas, tanto a las personas a las que fueron enviadas las cartas como al grupo control.

La carta procuró apelar a un mensaje positivo respecto a la forma que pueden actuar las personas, en particular en la celebración de fin de año y año nuevo.

Los principales hallazgos identificados en este experimento fueron:

·         La carta puede ser bien valorada por la población, en particular por adultos mayores a 65 años. El 44% de quienes recibieron indican que la carta le aportó mucho. Esta valoración aumenta en los mayores a 65 años.

·         Los adultos mayores a 65 años que recibieron la carta respondieron de forma más moderada a cuán difícil ha sido cumplir con las medidas recomendadas en la fiesta de fin de año. Por el contrario, en el grupo de control y no tratado, la amplia mayoría responde “muy fácil”.

Figura 2. Resultados de la encuesta, agrupados por pregunta y Grupo para participantes mayores de 65 años.

·         Los adultos mayores que reciben la carta declaran en mayor medida haber reducido el número de personas con quienes festejó fin de año respecto al año anterior (67% grupo tratado, 53% grupo control).

·         90% del grupo tratado y 85% del grupo de control no consideran que se generaron situaciones de posibles contagios en su celebración de fin de año. La carta no parece incidir en la respuesta, pero se destaca que la percepción del riesgo de contagio podría estar más presente en la población fuera de sus hogares y no tanto en sus actividades intrafamiliares.

·         El envío del tapaboca puede ser valorado positivamente y contribuir con la prevención de contagios, al menos en la población abordada por este experimento donde la mayoría (62%) lo utilizó a menos de una semana de haberlo recibido.

Es importante señalar que en el proceso también se han recibido diversos comentarios sobre el impacto de la carta no comprendidos en este análisis cuantitativo. Por ejemplo, personas declararon que guardaron la carta, que la han compartido con su familia o incluso la han dejado junto al árbol de navidad. Estos factores emocionales no son despreciables, en un contexto donde se requiere que las personas mantengan determinados comportamientos que requieren de esfuerzo.

En esta prueba de concepto que comprendió ambos experimentos, se concluye la relevancia de contactar a las personas cuando es más probable que sean receptivas, con mensajes ajustados a las circunstancias, actuando en forma rápida. La temporalidad de los mensajes resulta clave: no basta con que el mensaje sea claro, sino que también debe transmitirse en el momento oportuno.

En ambos experimentos se logra identificar que la población tiene una tendencia a declarar que es relativamente fácil o muy fácil cumplir con las medidas de prevención sanitarias recomendadas.

Este proceso fue ejecutado en su totalidad en un mes y no hubiera sido posible sin la disponibilidad de las personas que participaron voluntariamente y sin la generosa colaboración de expertos que brindaron sus aportes para el cometido de los diferentes experimentos en la prueba de concepto. Este proceso genera una oportunidad para seguir trabajando en alianza con académicos, organizaciones y personas de la sociedad civil a fin de superar la emergencia sanitaria con miras a las metas de desarrollo sostenible.

Por más información puede acceder al informe completo de la prueba de concepto: comportamiento y percepción de la población frente a la COVID-19.

Enlace al informe

Icon of SDG 03

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global