Foto: Charlie Stinchcomb (Creative Commons)

“Aquí, es preciso correr mucho para permanecer en el mismo lugar, y para llegar a otro hay que correr el doble de rápido”, le dijo la Reina Roja a Alicia en “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí” de Lewis Carroll.

Como les sucede a las personas que habitan el país de la Reina Roja, el mejoramiento continuo y la innovación se han convertido en una necesidad −más que en un objetivo deseable− en nuestro mundo dinámico, donde los cambios tecnológicos, demográficos y ambientales son constantes. ¿Cómo podemos avanzar a un ritmo más rápido que nuestro ambiente? ¿Podemos redefinir y acelerar la forma en que nos enfrentamos los desafíos del desarrollo? ¿Hacia dónde nos movemos?

Todo comenzó el lunes 9 de noviembre de 2020 cuando el Laboratorio de Aceleración de PNUD Uruguay concretó la incorporación de sus tres integrantes. En nuestra historia, en la primera página se dispara la siguiente pregunta: “En definitiva: ¿Qué es la innovación?” ¿De que trata este concepto que aparece destacado en góndolas de supermercados y hasta en publicidades que vemos a diario? Para comenzar a responder, hicimos una breve encuesta (N=95) sobre lo que las personas entienden por innovación, donde los conceptos de “cambio” y “nuevo” fueron considerablemente los más mencionados.


Sin embargo, queríamos ir más allá, preguntándonos, “¿qué es la innovación para nosotros y cómo se relaciona con los desafíos de desarrollo?”. Luego del intercambio con colegas del PNUD, de un pequeño y provocativo video, y hasta un juego colaborativo de construcción de puentes, llegamos a la siguiente definición: innovar es incidir en el presente para expandir los futuros posibles y deseables. Pero como “una imagen vale más que mil palabras”, compartimos el primer bosquejo que la representó, en una simple hoja que disparó la definición.

Ubicados en el presente, a través de nuestras acciones construimos distintos escenarios de futuro, tanto aquellos que proyectamos como posibles (“futuribles”), como los que deseamos lograr como sociedad (“futurables”). Un ejemplo es la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), hacia dónde direccionamos nuestros esfuerzos hoy en día. Sin embargo, si algo hemos aprendido en tiempos recientes, especialmente en una pandemia, es que nada es tan lineal como parece y nuevos escenarios de futuro emergen y continuará emergiendo a lo largo del tiempo.

Sorprendentemente, tres semanas más tarde, Bas Leurs, Diseñador de Aprendizajes de la red global de Laboratorios de Aceleración del PNUD, presentó un diagrama similar que ilustra los futuros adyacentes conocidos, los posibles y los distantes. La coincidencia entre ambas representaciones nos hizo notar de que no estamos solos en este viaje. La inteligencia colectiva y la innovación no conocen fronteras. De hecho, Uruguay se integra a esta red global de 92 Laboratorios en 116 países, la red de aprendizaje más grande del mundo.

A través del Laboratorio de Aceleración del PNUD Uruguay buscamos expandir las opciones de futuros posibles y acelerar hacia los futuros deseables, pero… ¿cómo lograrlo? Creando espacios protegidos para fallar y aprender rápido en un proceso que incluye: 1) identificar iniciativas que surgen desde las personas o comunidades potenciando las innovaciones existentes, 2) explorar nuevas formas de colaboración, 3) acelerar el desarrollo a través de la experimentación probando soluciones. En este aspecto tenemos mucho para aprender de nuestras comunidades, incluso de la naturaleza. Debemos permitirnos mapear y explorar más allá de lo conocido, como hacen las “hormigas desviadas”. Según de Souza (2017):

“Si algunas hormigas persisten en buscar comida al azar e ignorar las reglas, (…), mantendrán viva la posibilidad de descubrir caminos alternativos para el hormiguero, particularmente una vez que se agote la actual fuente de alimentos. Al ignorar las reglas, las hormigas desviadas aseguran que haya suficiente bamboleo en el comportamiento colectivo para adaptarse a las nuevas situaciones cuando surjan”.

En Uruguay pretendemos aprender de las “hormigas desviadas”, explorando escenarios desconocidos y detectando futuros emergentes, en un mundo que cambia rápidamente. No obstante, previo a desviarse, las hormigas deben caminar por la senda que otros ya han construido y están construyendo. En este sentido, en los primeros dos meses nos hemos reunido y aprendido de cada miembro de la oficina de PNUD en Uruguay, logrando finalizar el 2020 con la primera sesión de Inteligencia Colectiva. La primera de varias que tenemos planificadas para aprender en conjunto con nuestras y nuestros colegas y la sociedad.

Al final del primer capítulo de nuestra historia, logramos empujar un primer portafolio de experimentos, ejecutados entre Navidad y Fin de Año, comportándonos como “hormigas desviadas”, sintiendo, explorando y probando nuevos escenarios que relataremos en nuestro siguiente blog.

La invitación es a ser parte del proceso que inicia con el Laboratorio de Aceleración de PNUD Uruguay para descubrir, proponer, aprender y co-crear en este 2021.

...............................

Carroll, Lewis (2002), Alicia a través del espejo, México, Ediciones Tomo (adaptación del original escrito en 1871).  

De Sousa, R. (2007). Why think?: evolution and the rational mind. Oxford University Press.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global