Foto: MVOTMA

El gobierno uruguayo aprobó la primera solicitud de acceso a recursos genéticos, en cumplimiento con el Protocolo de Nagoya[1], realizada para un proyecto de investigación del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) e implica el envío de muestras de suelo a un centro de investigación en Alemania.

Este hecho constituye un hito importante para el país, dado que es la primera investigación con acceso a recursos genéticos que se realiza en cumplimiento con la normativa nacional en el marco del Protocolo de Nagoya. La solicitud fue realizada ante el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, como Autoridad Nacional Competente.

Esta iniciativa es apoyada por el proyecto del PNUD sobre Acceso a los recursos genéticos y participación en los beneficios.

El trámite para solicitar el acceso se encuentra disponible en la web del Mvotma desde enero de este año (trámite), y alcanza a investigaciones con fines no comerciales o comerciales en las que se acceda a recursos genéticos y/o compuestos bioquímicos que contengan o no unidades funcionales de la herencia, de acuerdo a la Resolución Ministerial 1844/17.

Entre los usuarios de recursos genéticos y/o compuestos bioquímicos se encuentran institutos de investigación, universidades, investigadores de las industrias (farmacéutica, cosmética, alimentos y bebidas, semillas, insumos agropecuarios, biotecnológica), jardines botánicos y coleccionistas.

Tras la aprobación de la solicitud por parte de la División de Biodiversidad de Dinama -Mvotma, se comunicó al Centro de Intercambio de Información sobre Acceso y Participación en los Beneficios (ABSCH por sus siglas en inglés).

El ABSCH es la plataforma pública de intercambio de información creada por el Convenio de Diversidad Biológica para la implementación del Protocolo de Nagoya, donde se registran todas las autorizaciones de acceso a recursos genéticos.

Esta última etapa del proceso es la que acredita que la investigación cuenta con el certificado de cumplimiento con la normativa nacional reconocido internacionalmente, lo que permitirá la trazabilidad de ese recurso genético por las distintas etapas por las que pase.

A nivel global el proyecto PNUD sobre Acceso a los recursos genéticos y participación en los beneficios (ABS por sus siglas en inglés) es financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y está siendo implementado en 23 países de todo el mundo.

Más información sobre Acceso a Recursos Genéticos y Participación en los Beneficios aquí

[1] El Protocolo de Nagoya es un tratado internacional cuyo objetivo es promover la participación justa y equitativa en los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos de valor real o potencial, que puede ser de origen vegetal, animal o microbiano como las plantas medicinales, los cultivos agrícolas y las razas animales. Fuente: OMPI (http://www.wipo.int/tk/es/genetic/).

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global