El ejemplo de Rincón de Franquía

  Franquia
Visita guiada en Rincón de Franquía. Foto: Descubriendo Uruguay

Preocupados por la degradación de los montes ribereños que bordean la desembocadura del Río Cuareim en el Río Uruguay, un grupo de vecinos de Bella Unión se organizaron y en base a esfuerzo y compromiso por el cuidado y la educación ambiental crearon un parque natural de referencia para el país, que hoy integra el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Y van por más.  

Al noroeste de Uruguay, en plena triple frontera con Brasil y Argentina,  en un territorio limitado al sur por la ciudad de Bella Unión y por los Ríos Uruguay y Cuareim, está Rincón de Franquía, un espacio natural que luce muy diferente en relación a pocos años atrás.

Aspectos destacados

  • En 2004 se crea el Grupo para Protección Ambiental Activa (GRUPAMA)
  • En 2007, a través del proyecto seleccionado por el Programa de Pequeñas Donaciones, se propone la creación del Área Protegida en Rincón de Franquía y se comienza a trabajar en coordinación con el gobierno nacional
  • En 2011 Franquía fue declarada Reserva Municipal por Resolución del Municipio de Bella Unión.
  • En 2013 ingresó al Sistema Nacional de Áreas Protegidas, siendo la primera impulsada y cogestionada por una organización de la sociedad civil.
  • Se restauró zona natural deteriorada, a través de la creación de un parquel lineal que une a Rincón Franquía con Bella Unión, donde se promueve la educación ambiental.
  • Se controló la tala, el pastoreo excesivo y el vertido clandestino de residuos.

La rambla costanera al Río Uruguay creada en 1999 para unir Bella Unión con Rincón de Franquía generó una serie de efectos positivos y negativos.  Por un lado, se transformó en nuevo paseo para la población local con áreas para camping y pesca.

Sin embargo, su instalación no contó con un estudio de impacto ambiental previo. La preocupación por el cuidado de este espacio fue escasa y llevó a la deforestación parcial del bosque ribereño y a la formación de vertederos de residuos clandestinos. Además,  los barrancos comenzaron a erosionarse y hubo poca renovación natural de la vegetación debido al pastoreo excesivo de animales pertenecientes a vecinos de la zona.

Alarmados por esta situación,  en 2004 un grupo de vecinos, provenientes de diferentes barrios y con diferentes profesiones y oficios, se unieron y un año más tarde formaron el Grupo para Protección Ambiental Activa (GRUPAMA), con el cual elaboraron el proyecto “Creación de un Área Natural Protegida y un Parque Lineal en la Zona de Franquía, Bella Unión”, que dieron a conocer a las autoridades locales, departamentales y nacionales, logrando el apoyo de la comunidad de Bella Unión.

“La protección ambiental activa fue uno de nuestros principios porque entendemos que la responsabilidades deben ser compartidas, en el entendido que futuro de la comunidad depende de toda la sociedad y no sólo de las autoridades”, comentan los fundadores de GRUPAMA.

A partir del año 2007 comenzó a implementarse el proyecto aprobado por el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), implementado por el PNUD, ejecutado por UNOPS, con la participación de la Sociedad Civil y la Universidad de la República y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y el MVOTMA. Ese año, GRUPAMA propuso formar una Comisión Honoraria de Gestión del Área, integrada por la Junta Local Autónoma y Electiva, la Intendencia Municipal y la sociedad civil.

El objetivo del proyecto ha sido conservar la biodiversidad, fomentar la educación ambiental e impulsar el desarrollo de un turismo sostenible en la zona. Sumado al propósito de restaurar el área lineal que conecta Franquía con Bella Unión

La creación de esta área se propuso también como forma de controlar la tala, el pastoreo excesivo y el vertido clandestino de residuos. Estos objetivos se complementaron con la promoción de la educación ambiental a través de visitas guiadas.  Para estas tareas se seleccionó un guardaparque, quien trabaja con horarios flexibles y recibe excursiones.

“Se trata de hablar  con la gente, promover la educación y luego llamar a la autoridad, si es necesario. Pero la tarea prioritaria es la prevención… la comunidad aceptó bien mi  tarea”, relata Alejandro Mendoza, guardaparque de Rincón de Franquía.

Hoy Rincón de Franquía cuenta con un Área de protección Ambiental en un predio municipal alambrado, en el que se construyó un mangrullo y un mirador de aves. Quienes  la recorren pueden reconocer una gran diversidad de flora autóctona a través de carteles que han sido cuidadosamente instalados, y recorrerla por cinco senderos, uno de ellos bordeando el río Uruguay.

Los esfuerzos dieron sus frutos. Luego de cuatro años de trabajo y avances significativos, en 2011 el área fue declarada Reserva Municipal por Resolución del Municipio de Bella Unión.

En mayo 2013, Rincón de Franquía se transformó en la novena área en ingresar al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) bajo la categoría de "Área de manejo de habitat y/o especies", según el decreto firmado por el presidente de la República, José Mujica y el ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Francisco Beltrame.

Además, es la primera área protegida de Uruguay impulsada por una organización de la sociedad civil radicada en la comunidad y cogestionada por la misma en coordinación con los gobiernos local, departamental y nacional, lo que permite iniciar un nuevo camino en la gobernanza de las áreas protegidas del Uruguay.

Pero el trabajo de GRUPAMA no termina aquí. Desde su creación, el colectivo mantiene reuniones  con organizaciones de la sociedad civil de Brasil y Argentina para generar un área protegida trinacional.

“Hacer voluntariado le da sentido a la vida y el trabajo con la comunidad nos ayuda a trascender al resto de la sociedad”, concluye integrante de GRUPAMA.

 Ubicación. Rincón de Franquía, departamento de Artigas. Imagen: GRUPAMA

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global