Oportunidades para una mejor vida

Trabajo en Centro de Rehabilitación Punta de Rieles. Foto: ONU Uruguay

Aprenden oficios, estudian, practican deportes, circulan sin custodia. Sienten que cuentan con más oportunidades para salir adelante. Esa es la realidad de los internos del Centro de Rehabilitación Punta de Rieles.

Walter Paparamborda tiene 60 años y hace 20 que está preso. En pocos días recuperará la libertad por buena conducta.  Fue trasladado a Punta de Rieles en 2011, donde aprendió rápidamente herrería, oficio que ahora enseña a otros internos y el cual le ha generado muchas satisfacciones. “Me ha permitido sentirme útil conmigo mismo, con mi esposa, mis hijas y con la comunidad”, comenta emocionado.

Aspectos destacados

  • Punta de Rieles tiene 22 emprendimientos, en los cuales participan el 85% de los internos.
  • Según datos del Ministerio del Interior de noviembre de 2013, la reincidencia promedio en el sistema penitenciario es del entorno del 50%. Sin embargo, en Punta de Rieles solo vuelve a delinquir el 2%.
  • En el último año se liberaron 201 presos y solo cuatro reincidieron

Walter ya cuenta con ofertas de empleo para cuando quede en libertad. De hecho, ya ha realizado trabajos para los vecinos de la zona del centro de rehabilitación. “Me permiten salir porque sabían que volvería. Siempre me tuvieron confianza”, agrega

Punta de Rieles es considerado un centro de rehabilitación modelo para el país, basado en un proyecto que combina la enseñanza, el trabajo y la recreación en procura de brindarle a sus internos mayores oportunidades en la reinserción social

La cárcel alberga a 595 presos, quienes circulan libremente y sin custodia dentro del perímetro del establecimiento, que cuenta con, entre otras cosas,  un gimnasio, una cancha de fútbol, una biblioteca, una policlínica y una sala de informática. Los operadores penitenciarios son los encargados de dar seguimiento a los internos. Visten de celeste y negro y no están armados. Se los ve a menudo supervisando las tareas de los internos

Otro de los objetivos del proyecto es promover diferentes emprendimientos llevados adelante por los propios internos tales como una bloquera, una huerta, un taller de manualidades, una carpintería, una herrería, un almacén social. Actualmente, Punta de Rieles cuenta con 22 emprendimientos en los cuales trabaja el 85% de los internos

En la huerta trabaja Alejandro Gonzalez: “Yo no sabía nada de huertas antes de entrar acá, aprendimos con un curso de agronomía. De acá sacamos tomate, lechuga, albahaca, morrón, y lo usamos para abastecernos

Otro dato destacable del centro de rehabilitación es el bajo nivel de reincidencia. Según datos del Ministerio del Interior publicados en noviembre de 2013, la reincidencia promedio en el sistema penitenciario es del entorno del 50%, mientras que en Punta de Rieles solo vuelve a delinquir el 2%. En el último año se liberaron 201 presos y solo cuatro reincidieron

A Ney Hebert Barboza le restan tres años para quedar en libertad. Es técnico en informática y es el encargado de dictar clases de computación en el centro de rehabilitación. Uno de sus propósitos es desarrollar un plan de enseñanza de informática en cárceles para brindarle oportunidades para “el retorno a la sociedad”.   “Hacer cosas buenas para que mi familia pueda ver que de lo peor se pueden sacar cosas buenas”, concluye.

En Centro de Rehabilitación Punta de Rieles contó con el apoyo del Proyecto “Apoyo a la reforma de las instituciones para personas privadas de libertad”,  de Naciones Unidas, que involucró a numerosos ministerios y oficinas del Gobierno, con el liderazgo del Ministerio del Interior

Desde Naciones Unidas, cada agencia (ACNUDH, OIT, ONU Mujeres, PNUD, UNICEF, UNDOC) aportó desde la especialización de su mandato.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Uruguay 
Ir a PNUD Global